domingo, 31 de mayo de 2009

2º Premio "ESCRIBO" POESÍA


ESCRIBO



Hoy yo sé que se puede vivir en el intento

que el poema es la esencia que se da sin preguntas



Se me ocurre este día enamorar la noche

andar de serenata con el querer descalzo



Se me ocurre que tengo más vida que esta carne

cuando digo y me escucha la musa que me espera



A veces cuando escribo no sé de donde vengo

no sé si del pasado o de un amor ausente



A veces cuando escribo me encuentra la poesía

en la solfa impensada de una cuerda cualquiera



Y ando de uno

en la mano de la prosa borracha

donde se va el delirio

sobre la boca roja.



JUAN CARLOS ISLA


3º Premio "AQUEL UMBRAL" Poesía


AQUÉL UMBRAL


Aquél umbral que recibió tu paso,

el último,

el más cruel, rumbo a la nada,

se resignó a tu ausencia humildemente,

sin lágrimas,

sin quejas,

sin plegarias.

Aquél umbral que se quedó esperando

tu retorno,

quizás

una mañana,

envejeció en la espera lentamente,

ya sin quizás

sin prisa

ni nostalgia.

Hoy el umbral, a punto de alejarse

al ostracismo

de las horas

mansas,

aguardará tu paso etéreo, lento,

donde no exista tiempo ni distancia.


HILDA NORMA VALE

1º Mención "GEMIDOS DEL MUNDO" POESÍA


GEMIDOS DEL MUNDO

Una esfera latiendo
gime a través del hombre,
emperador del desierto
que en minerales y sangre
espera su simiente.
Una semilla desde la pena,
sueña una cuna
salpicada de verde,
sueña un bautismo
de luces renovadas
y llora el llanto
de savia no nacida.
Mil raíces nutricias
esquivan la muerte
resguardando el milagro
de cosechas futuras,
de pájaros y nubes,
de árboles y agua.
La libertad será luz,
si deviene la esperanza,
de tener otros principios,
de tener menos finales.


ADRIANA E. DELLOREFICHE


2º Mención. "MIENTRAS ESCRIBO" POESÍA


MIENTRAS ESCRIBO

Mi mano se deshace de mi,
curiosamente se enajena
y dibuja desconocidos trazos, profetiza
y con viejas palabras malgastadas
estrena inéditos lenguajes.
Yo la pierdo al extremo de mi brazo
para hallarla transformada en un ala
recortada en la altura, coronada de espácio,
ungida por el fervor, ebria de música.
Así sublima al dolor, se une al universo
y vuelve a ser, al fin de su vuelo,
herramienta del hombre que la recobra
devuelta a su gravedad, su forma y su peso,
su destino cotidiano y terrestre
que le impide retener para siempre
la libertad que ha rozado.

NESTOR ALONSO

sábado, 30 de mayo de 2009

1º Premio "EL DIABLO" Cuento

video

AUTOR: FEDERICO EDUARDO ZANDER

LUGARES DONDE ESTÁ INSTALADO EL VIDEO.

http://video.msn.com/video.aspx?vid=f9046431-858e-4e94-8d6d-497a76d61f5a

http://cms.clevver.com/bubbyta

http://www.youtube.com/watch?v=h577q1uNHqs

2º Premio "EL ESPEJO" Cuento



Gabi, como la llamaban sus compañeros de la Facultad de Arte, había adquirido un espejo en una tienda de Antigüedades. Siempre le habían agradado los objetos antiguos. Su departamento, situado en un barrio de clase media de Godoy Cruz, estaba atestado de ellos.
Se contempló en aquel espejo y le devolvió la imagen de una chica muy linda. Tenía largos cabellos rubios y era un tanto delgada. Sus ojos eran de un color verde mar.
Una tarde que tenía libre, invitó a varios amigos y les mostró este singular espejo.
- ¡Oh, la verdad que es una reliquia! ¿A quién perteneció?, ¿acaso a María Antonieta? – pronunció un joven pelilargo, alto y escuálido, quien lanzó una chillona risa.
- Y… podría ser. La verdad que ese señor que me lo vendió, no sabía absolutamente nada.
Una muchacha se aproximó al espejo y se miró en éste, pero no le provocó una buena impresión.
- ¡Ay, me dio cierto escalofrío! Lo vi un poco oscuro. Me vi en un momento como a otra persona. Era mi cara, pero con una expresión como arrogante.
- ¡Qué tonterías estás diciendo, Sandra! – dijo Gabriela.
- Bueno, no sé, quizás imaginé todo eso. Sabés cómo soy.
Pero no eran simples tonterías... Cierta noche en que tenía que salir, se arregló y al contemplarse en el espejo, se vio con una mirada un tanto astuta y con una seducción que nunca había desplegado. Se restregó los ojos y cuando volvió a posar su mirada, ya todo había regresado a la normalidad.
Después de pasar una velada muy agradable, regresó a su departamento. En sueños vio pasar imágenes de ese mismo espejo en diferentes épocas. Una mujer con miriñaque trataba de destruirlo, pero no conseguía absolutamente nada. Después se cambiaba la escena y aparecía un hombre de unos 40 años de una época incierta, que se contemplaba en él y de pronto el espejo se cubría como de un espeso humo negro y el hombre palpaba su superficie y sorprendentemente todo su cuerpo era absorbido por éste.
Gabriela se despertó muy agitada y al mirar hacia el espejo, observó una inusitada oscuridad en éste. Apenas se levantó, decidió que ese espejo no estaría más allí. Lo guardó en una piecita en donde colocaba gran cantidad de trastos inútiles. Se fue a la Facultad y cuando regresó a la noche, el espejo había regresado a su dormitorio. Una intensa sensación de espanto cruzó por su agraciado rostro. Lo tomó con seguridad y una gran sombra comenzó a dibujarse en su interior y ella era impelida a adentrarse en esa zona desconocida. Lo dejó caer, ya que había visto un rostro pálido que le decía con una voz de ultratumba:
- Yo te puedo conceder todos tus deseos. Ven, ingresa a mi mundo.
Horrorizada, sin pensar en nada, salió apresuradamente, sin siquiera cerrar la puerta con llave.
- ¡Gabi, Gabi! – llamó alguien, luego de un tiempo.
Lorena había abierto la puerta del departamento de su amiga al no haber obtenido respuesta a los insistentes llamados del timbre. Nadie le respondió.
- Es que deseaba que me dieras esos apuntes que me faltan. Me olvidé pedírtelos en la Facu.
Ingresó a la sala iluminada y se dirigió al dormitorio, en donde también había una luz encendida...
Gabriela estaba en la casa de sus padres. Se había quedado a dormir allí, ya que la asustaba demasiado la idea de volver a su departamento. Salió para la Facultad. Charló con Lorena y la halló totalmente cambiada. El atuendo que lucía no era el que habitualmente utilizaba y estaba muy maquillada. También se veía más arrogante y desenvuelta. Gabriela se quedó profundamente sorprendida.
Pidió que la acompañaran para deshacerse de ese espejo. Lo embaló y tras subirse al coche de uno de ellos, se hizo conducir hacia un sitio lo más alejado posible y en un descampado, se deshizo de ese espejo maléfico. Le preguntaban porqué había tomado esa decisión y les dijo que ya no le agradaba más.
Ese espejo no apareció nuevamente en su departamento misteriosamente, pero lo podría haber hecho. Una madre con un niño lo halló y se los tragó en sus profundidades. Allí se hallaron en un mundo oscuro con todas las personas esclavizadas, que lloraban atormentadas por salir de allí. Lorena era una de aquéllas. El señor tenebroso mandaba a la Tierra a seres duplicados y les infundía su malvada voluntad, para crear un mundo lleno de su malévola presencia. Sin embargo, Alguien de infinita bondad y con un poder inconmensurable, se estaba preparando para la gran lucha que se desencadenaría muy pronto.


WALTER ALEJANDRO NUÑEZ

3º Premio "EMBRUJO" Cuento


Sólo fue un flash. El aire se iluminó de magia, revelando un aura que contorneaba la figura de esa mujer de apariencia tan extraña. Detrás de la cámara estaba él, con una sonrisa ingenua, casi cómplice, medio intencional, entre … seductora y dulce a la vez.
La jornada apenas había comenzado y el único que había reparado en ella, era el fotógrafo. La observó detenidamente durante todo el tiempo en que las estrofas, las rimas y los relatos se sucedían con espontáneo acaecer; y sólo interrumpió su accionar cuando las luces se encendieron y su mirada quedó al descubierto. Le parecía tan bella como inalcanzable; debía inventar un pretexto que le sirviese de argumento para aproximarse un poco más.
La fotografía que le había tomado de manera seudo-accidental era insuperable: había captado su sonrisa espontánea y los rasgos perfectos de ese suave semi-perfil. Su mirada distraída y azul dejaba sin efecto el casual trasfondo de colores sin sentido.
Continuaron los versos y las historias sensuales. El público se puso de pie y aplaudió. El conductor convocó a los artistas plásticos, poetas y narradores a reunirse al día siguiente para disfrutar de otra jornada cultural. Luego hubo murmullos, desorden, dispersión, y él la perdió de vista.
La buscó por los pasillos del hotel, en el restaurante, en la terraza y en todas las salas donde habría podido encontrarla. No había nada de ella en aquel lugar. Con resignación aguardó el transcurrir de la noche; y en sueños la vio sonriendo…
Una nueva jornada literaria había comenzado. Fantasías, mitos, realidades y delirios se daban cita en ese místico encuentro, no obstante, la ausencia de ella era el motivo de su agitación. El cazador de imágenes aguardó en vano la aparición de su embrujo. Humilde, con la fotografía en la mano, preguntó a cada uno de los poetas si sabían algo de la fantasmagórica mujer. Nadie le dio una respuesta que alimentase su esperanza, salvo la de uno de los escritores que confundió aun más su clarividencia: “Es la musa de mi poema. Ayer, mientras le dedicaba mis versos, tuve la sensación de que podía oírme, a pesar de que hace mucho tiempo que es un ángel.”

MIRTA RAQUEL ZEHNDER

1º Mención REALIDAD . Cuento



Maria llegó al pueblo con su familia, dispuesta a radicarse y disfrutar de la belleza natural de esa región. Los vecinos liosos, miraban sin disimulo a las tres mujeres que fregaban la casa elegida. Los comentarios pasaban de boca en boca, suponiendo e inventando historias sobre la vida de las tres mujeres, que continuaban con sus tareas, sin prestar atención a los demás.
A los pocos días, Maria se integra a la escuela. Sus compañeros, influenciados por los padres, le dieron una bienvenida fría, mostrándose indiferentes.
No entendía muy bien el por qué, aunque había pasado por esa fea situación en otras ocasiones.
Segura de sus sentimientos y convicciones, entra con la cabeza bien alta y la mirada desafiante.
Sabía que en algún momento empezarían las preguntas, pero no la inquietó.
Seguiría una vez más los consejos de mamá Gloria y mamá Guadalupe. Ellas le enseñaron que los afectos nobles son lo que cuenta y que ante Dios, todos somos hermanos, seres humanos sin poder para juzgar a nuestros semejantes sólo por el hecho de que sean diferentes, en algunos aspectos.
Al finalizar la clase, la más feúcha del grupo quizás furiosa por la belleza de Maria, la enfrentó a los gritos: - ¿Tienes padre o nos contarás que falleció?...
Suspirando hondo, Maria se puso de pie y sus ojos recorrieron el rostro de los presentes. En algunos notó la risa contenida, en otros la indiferencia y en el resto la desaprobación ante la impertinencia de la interrogación. Sin perder la calma, explicó:- Mi familia esta compuesta por dos mujeres maravillosas que formaron pareja porque son lesbianas. Se aman tanto como presumo, se aman tus padres... Me adoptaron, me quieren, me cuidan, me educan y me protegen con cariño. Yo estoy orgullosa de ellas... Recogió sus pertenencias y se dirigió hacia el hogar, donde sus dos madres la recibirán con los brazos abiertos.


MARÍA CONSUELO ALVAREZ

2º Mención EL VIEJO Cuento


La amplia frente, en donde se empieza a notar una marcada calvicie, grises cabellos que la ornan, se estiran en largas guedejas que se confunden con una tupida barba, nariz recta y fina. La vacuidad celeste de sus ojos, da la impresión que está llorando, tal vez así fue cuando lo retrataron. El resto de su cuerpo desaparece difuminado en el negro fondo de la pintura.La obra está titulada... "EL VIEJO"Pareciera que el artista no debió esforzarse mucho en ese trabajo; pero cuando se lo mira detenidamente por largos minutos, se empieza a encontrar detalles, tales como las finas arrugas que achican el vértice externo de los ojos, el fino trazo y la copia exacta del original, así notamos la impresión de lagrimeo que podemos palpar saliendo del lienzo, hasta invadir nuestros ojos. No cualquiera puede lograr ese efecto.Luego, el desechar las formas del resto del cuerpo, haciendo que sean una sombra más en la sombra del fondo, resalta justamente lo que nos dice a través del pincel, el artista.Es como si se escuchara su voz contando la historia de ese ser, un noble hombre viejo.Con la luz indirecta, que refleja en profundidad la frente, nariz y barba de ese hombre, nos dice que bien pudo ser un filósofo, un escritor, o un cartonero, mas nunca alguien anodino.Brota, saltando hacia afuera desde la profundidad de la falta de matices, el carácter reflexivo, lento con la placidez que sólo da la certeza de conocer la vida y su verdad.Alguien, que se acercó a mí lado sin que yo me percatara, se hace notar diciendo:-Los imponderables de la vida. Esta es la primera vez que "EL VIEJO"sale de mi atelier. Y quizás no vuelva a verlo. Mientras la fui plasmando me juraba a mí mismo, que era solamente mío. Nadie mientras yo viviera, poseería este cuadro.Era como mi compañero de celda, en una imaginaria cárcel, en el atelier, éramos libres, filosofábamos juntos, podía salir de la tela y caminar junto a mí por los pasillos de mi casa acostarse en el lecho al lado de Julieta, mi esposa.¡Mas, los imponderables de la vida! Julieta falleció, mi deseo es que los restos póstumos de la mujer que fue mi diosa, mi madre, mi amante, en el retiro final, tenga un lugar tan importante como el que ocupó en mi vida. Es por eso que "EL VIEJO" hoy salió de casa para ser vendido. Con lo recaudado podré construir el monumento al amor, que será para la única mujer en mi vida.Sorprendida me di vuelta y lo miré.....abrí la boca y no pude decir nada.-Comprendo su sorpresa...."EL VIEJO" es mi autoretrato-Dijo el artista que lo pintó.



MARÍA ROSA MENENDEZ

3º MENCIÓN "ZAPATOS" CUENTO


José había sido invitado a una fiesta importante.

Se trataba de un reencuentro de amigos y amigas del colegio secundario, que por diversos motivos hacía tiempo no se veían.

El traje, la camisa y la corbata que no usaba hacía tiempo, estaban en condiciones aceptables, pero el único par de zapatos que tenía se hallaban arruinados e imposibles de arreglar. Él se había acostumbrado a usar zapatillas, pero en esta ocasión el uso de zapatos era una obligación. Además, de traje y con zapatillas no quedaba presentable. Consultó precios en varios negocios para comprar un par y los valores que obtuvo eran altísimos, muy lejos de sus posibilidades. .

Cierto día recorriendo negocios, descubre un local de compra-venta de artículos generales.

En la vidriera, llena de objetos varios, había un par de zapatos, por supuesto usados, que a través del vidrio se veían en buenas condiciones.

Eran color negro número 40 tipo mocasín y cuando se los probó, le calzaron perfecto.

Disimulando su entusiasmo, le pregunta a la persona que atiende el negocio, si sabe sobre la procedencia de los mismos.

- Vea – dijo el hombre – el dueño del negocio salió y me dejó al cuidado. Le puedo decir que vinieron en un “paquete” de ropas, muebles, adornos, utensilios, etc., que una familia adinerada decidió deshacerse por viaje al exterior. Estos zapatos son de cabritilla, especiales, de alta calidad y se ve que han sido muy bien cuidados.

- Está bien dijo Juan - cuanto está pidiendo por ellos ?

- Se los doy por cincuenta pesos – respondió apresuradamente el vendedor, como para evitar que el probable comprador se arrepienta y aparentemente, perder la oportunidad de hacerse de unos pesos, pensando además que el dueño aprobaría la venta.

El precio es razonable y está dentro de sus posibilidades, así que cerró trato de inmediato.

Llegó la fecha de la fiesta y Juan impecablemente vestido con sus “nuevos” zapatos bien lustrados, compartió momentos inolvidables con sus amigos. A la hora del baile fue el que mas danzó al compás de los acordes musicales. Las chicas lo buscaban para bailar, pues notaban que era un bailarín excepcional. Juan se asombraba de su facilidad para danzar, se sentía en el aire y se admiraba de recordar y conocer sin dificultad todos los pasos de cada una de las interpretaciones.

Sin desfallecer y aprovechando el acercamiento con sus amigas, bailó toda la noche con cada una de ellas. La despedida fue emocionante, quedando en encontrarse en otra ocasión no muy lejana.

Eran las seis de la mañana cuando Juan llegó a su departamento. Tremendamente cansado alcanzó a desvestirse, se arrojó sobre la cama y quedó profundamente dormido.

Cuando despertó el reloj marcaba las cuatro de la tarde. Somnoliento fue al baño, se lavó la cara para despabilarse y notó que estaba descalzo.

Se acordó de sus zapatos. Los buscó por toda la habitación pero los zapatos no estaban. Trató de hacer memoria. Recordó que había bailado mucho y que el deseo de bailar fue imperioso, como nunca le había sucedido. Que llegó bastante mareado con los zapatos en la mano, porque le dolían los pies.

Revisó nuevamente su departamento sin resultado, los zapatos no aparecieron.

Una mañana, pasa por el negocio de compra-venta donde obtuvo aquellos misteriosos zapatos y comprueba sorprendido que los mismos se encuentran en exhibición en el lugar de antes.

Un enorme cartel adherido a la persiana de entrada reza: “Hoy 15 horas gran remate.”

El hombre que atiende el negocio no es el que le vendió los zapatos y Juan no tiene recibo que justifique haberlos comprado.

Decidido a desentrañar esta misteriosa situación, llegó puntual a la hora prefijada. El rematador puso en venta toda clase de artículos, hasta que le llegó el turno a los zapatos. “Estos zapatos – dice el hombre del martillo – están en perfecto estado de conservación y son para que los coleccionistas los mantengan en su poder pues pertenecieron al gran bailarín Rodubloski Pietramiski, recientemente fallecido.” Seguidamente comenzaron las ofertas al compás de la arenga del subastador: “Cien pesos por aquí, quién da mas?? Doscientos, doscientos… Mil por allá. Dos mil, dos mil, tengo dos mil quién da más ??? Cinco mil por ahí. Diez mil…. Quince mil... José, apesadumbrado, desistió de continuar con su investigación, retirándose.

Cuando esa noche, regresó a su departamento, los zapatos estaban al pie de su cama.


ULISES CARLOS CORDOBA

viernes, 29 de mayo de 2009

18º Encuentro Cultural (8)

Agradecemos la participación de los artistas plásticos Biaggio Cuffari y Nestor Alonso por la exposición de sus obras en el hall del teatro hasta la semana próxima.
Y de esta manera con unas palabras de despedida a la que fuera la presidenta de este Centro filial Miramar, la escritora Vilma Brugueras terminó este Encuentro hasta noviembre donde tendremos el placer de volver a encontrarnos.

18º Encuentro Cultural (7)

Entrega de diplomas a los colaboradores del Encuentro

Representante del coro "El Duende"
Violeta De Lisi

Darcy Tortonese

Carlos Gutierrez Canetti

Biaggio Cuffari






18º Encuentro Cultural (6)

La actuación y MUCHA colaboración del Dúo Pedregal; pero como era Victor el que sacaba las fotos desde pullman, no tenemos fotos de este evento y Abel estaba ayudando a nuestro técnico operador en cabina. Por eso hacemos público nuestro inmenso agradecimiento.
Muchas Gracias Dúo Pedregal

18º Encuentro Cultural

Entrega de diplomas al jurado

Marta Salvador recibiendo el diploma de Raquel Guidi
Roberto Fernandez Diaz

Carlos Pili


Graciela Ovejero



Daniela Riccioni

Eduardo Borawski Chanes
A tan distinguido jurado MUCHAS GRACIAS






18º Encuentro Cultural (5) PREMIADOS

Poesía
2º Premio: "Escribo" Juan Carlos Isla. Mar del Plata
3º Premio: "Aquel umbral" Hilda Norma Vale Ituzaingó
1º Mención: "Gemidos del mundo" Adriana e. Dellorefiche.
2º Mención: " Mientras escribo" Nestor Alonso Mar del Plata

Cuento

1º Premio : "El Diablo" Federico Eduardo Zander . Mar del Plata
2º Premio: "El espejo" Walter Alejandro Nuñez. Mendoza
3º Premio: "Embrujo" Mirta Raquel Zehnder. Santa Fe
1º Mención: "Realidad" Maria Consuelo Alvarez Capital federal
2º Mención: "El viejo" Maria Rosa Menendez. Cordoba
3º Mención: "Zapatos" Ulises Carlos Córdoba. Pergamino

Muchas Gracias a los señores del jurado.
Raquel Guidi, Daniela Riccioni, Carlos Pili.
Eduardo Borawski Chanes,Graciela Ovejero, Roberto Fernandez Díaz.

Federico Eduardo Zander 1º Premio Cuento

Nestor Alonso 2º Mención Poesía

Juan Carlos Isla 2º Premio . Poesía
En esta parte se entregaron los diplomas a los ganadores del Certamen literario (pero en otra columna publicaré todos los poemas y cuentos ganadores, como tambien el video ganador) .

18º Encuentro Cultural (4)



Luego de la lectura del dialogo reflexivo nos deleitaron como siempre Marta y Clemente

18º Encuentro Cultural (3)



Recordando la presentación de días pasados de mi CD "Arenas de mi reloj" leímos una de las reflexiones Darcy yo, tal como lo grabamos en el CD

18º Encuentro Cultural (2)




Luego de la presentación del CD actuó el coro "El Duende" con la dirección de Osvaldo Albornoz.
Interpretaron música muy nuestra: Tango con diversos arreglos. Excelente actuación . Un verdadero disfrute

Gracias Osvaldo Albornoz



18º ENCUENTRO CULTURAL (1)


19 de mayo En el teatro Independencia se llevó a cabo el encuentro.

Presentamos el CD con poemas de amor "Si el corazón hablara" de Irma trotta de Basciano.

La presentación estuvo a cargo de Darcy Tortonese, que viajó especialmente a nuestra ciudad, y la voz en los poemas, fue de Violeta De Lisi.

Presentación de la muestra de Arte Digital

El 2 de mayo, luego de 10 años de ausencia dentro de la plástica, distraída por otras facetas del arte y con poca motivación, ya que la partida de mi madre, Cristina de Fercey, provocó que no pudiera pintar más, aún ahora no lo puedo hacer; pero encontré otra forma de expresarme con las imágenes, que es complementar las obras que tenía hechas en óleo y acrílico con ...LA COMPU!!! y así el 2 de mayo inauguré con la colaboración de varios poetas y escritores esta muestra de imagen y poesía: Un éxito. Me gustó. Algo diferente. La reunión fue cordialísima. Algunas fotos. Gracias a los poetas y escritores y gracias a la gente maravillosa de SMATA que nos cedieron la "Biblioteca de Escritores Marplatenses" para el vernisage.
Gracias Oscar Suarez.

Marianela Lopez, Nelly Vidal, Matilde Tobia, Alicia Belloso, Irma trotta de Basciano
Hugo Guardia, Marta Vega, Beba, yo, Persio Ferrari

Alicia Belloso, Zulema Dal Pozzi, presidenta del SEM y Violeta de Lisi


Vista parcial de la sala



Conversando con un grupo de escritores:sentada: Alicia Belloso, de pie: Persio Ferrari, Juan Carlos Isla y asomando Federico Zander, estos últimos ganadores del Certamen literario




SERÁ HASTA NOVIEMBRE....


...Dios mediante, en que podamos volver a encontrarnos, con novedades y presentando nuevos ganadores del certamen literario.

Un enorme abrazo a todos